Las cirugías de trasplante de pelo han evolucionado drásticamente en las últimas cinco décadas. A lo largo de todas estas cirugías, han ido surgiendo de nuevas y descartando las antiguas. Hoy en día, una sola tira extirpada con una disección estereomicroscópica sigue siendo la cirugía más común según el sondeo de la ISHRS en 2013.

 

El bueno

Fue es una técnica que remueve los pelos o unidades foliculares una a una, para luego trasplantarlo a la zona deseada. Esta técnica es muy poco invasiva, ya que implica pequeñas hendiduras circulares de 1mm para quitar el cabello de una zona y llevarlo a otra.

La técnica de trasplante FUE requiere que el cirujano tenga mucha habilidad para llevar a cabo la operación, las ventajas de esta técnica son que ofrecen una mayor densidad capilar, un acabado más natural y elimina las cicatrices de otros métodos.

La técnica de trasplante de pelo FUE es generalmente utilizada para tratar la alopecia androgénica, también conocida como calvicie común. Esta condición genética se refleja especialmente en puntos como la coronilla o la parte frontal del cabello. Lo bueno, es que, en manos de buenos cirujanos, la técnica FUE queda reflejada en un cabello muy natural.

El feo y el malo

Ahora, sé lo que estás pensando, ¿si esta técnica es tan buena y revolucionaria como puede alguien pensar que FUE es un procedimiento malo? Hay blogs dedicados a menospreciar los trasplantes de pelo FUE y decirle a futuros pacientes que busquen una técnica quirúrgica diferente como STRIP.

Para ser sinceros, para obtener un resultado bueno en la cirugía de restauración de tu pelo se reduce a tres hechos importantes:

1: Seleccionar un cirujano de restauración de pelo con experiencia

Es importante tener un medico formado apropiadamente para hacer el procedimiento. Me entristece decir que este detalle se pasa por alto frecuentemente por pacientes que buscan “la mejor oferta”.

Compañías privadas que promueven dispositivos FUE están interesados principalmente en sacar provecho y no en la seguridad del paciente o los resultados estéticos.

Estas compañías pueden tener otros negocios aliados que los médicos pueden contratar. Estos médicos sin los entrenamientos suficientes en trasplante de pelo contratan operadores que no son médicos o técnicos de pelo, pera llevar a cabo el procedimiento de principio a fin. Ningún cirujano o medico está involucrado lo que puede llevar a resultados terribles.

Algunas compañías venden estos dispositivos de FUE a cirujanos plásticos, dermatólogos y clínicas de piel esteticista donde médicos sin entrenamiento llevan a cabo las técnicas de trasplante de pelo. Por increíble que parezca, sin el entrenamiento apropiado y el concepto básico fundamental de restauración de pelo, cirujanos plásticos o dermatólogos están ejerciendo las técnicas restauración de pelo usando técnicos de cabello.

Cuando estén en la consulta, los pacientes deberían preguntar si el cirujano está involucrado en las fases de la pre-operación, intraoperatorio o post operación. Los pacientes deberían preguntar si los médicos recolectan los injertos y crean los sitios destinatarios necesarios para producir una línea de pelo natural. El paciente también necesita recordar que si una instalación quirúrgica de cabello ofrece procedimientos semi-caro en una tarifa reducida extraordinaria, normalmente hay una razón, y no es una buena.

2: La experiencia de un cirujano de trasplante de pelo mediante la técnica FUE

Para obtener el mejor resultado capilar, el entrenamiento y la experiencia del cirujano que va a realizar la operación es clave. Se pueden llegar a tener resultados realmente nefastos si no se selecciona cuidadosamente a un cirujano bien preparado para realizar la técnica FUE.

 

3: Programa de tratamiento diario capilar para la estabilización del cabello

Algo necesario para mantener tu cabello son los tratamientos médicos para para frenar o ralentizar la caída natural del cabello. Este programa incluye tratamientos como el Plasma Rico en Plaquetas (PRP), la Mesotearapia Multivitamínica o la Carboxiterapia. Al fin y al cabo, ¿Por qué someterse a una cirugía de trasplante de pelo si luego no vas a continuar cuidándolo?