El cabello es una de las partes de nuestro cuerpo que más cuidamos, tanto en el caso de los hombres como en el de las mujeres ya que nos preocupa su estado de salud y su aspecto. Pero, inevitablemente, la caída del cabello es un hecho y es por eso por lo que siempre recomendamos tener ciertos cuidados para mantenerlo sano y fuerte.

Las condiciones genéticas, el clima o la alimentación pueden ser algunos de los motivos por los cuales la caída del cabello puede ser más o menos abundante. En estos casos, las vitaminas pueden ser grandes aliadas para luchar contra la caída del cabello.

Los mejores nutrientes contra la caída del cabello

Todos hemos oído alguna vez eso de ‘somos lo que comemos’ y es completamente cierto. Lo que comemos, inevitablemente, se refleja en nuestro aspecto. Si nos alimentamos de forma adecuada, nuestro físico será mucho más saludable.

Tendremos mejor color de piel y nuestro cabello lucirá mucho más sano y fuerte.

Es por eso por lo que una dieta equilibrada llena de nutrientes esenciales será tu mejor aliada contra la caída del cabello. Ahora bien, ¿Qué hacer cuando estos nutrientes no son suficientes? La mejor opción es optar por añadir vitaminas esenciales a la dieta. Con ellas evitarás un déficit de vitaminas y, por tanto, una caída excesiva de pelo.

¿Cuáles son las mejores vitaminas para fortalecer el cabello?

Las vitaminas del grupo B son fundamentales para garantizar un buen estado de salud del cabello, la piel y las uñas ya que ayudan a favorecer la regeneración celular. Las vitaminas del grupo B ayudan al organismo a aprovechar los nutrientes de todo aquello que comemos. Asimismo, también favorece la circulación de la sangre y la formación de células, que son las encargadas de generar el nacimiento del pelo nuevo.Las mejores vitaminas del grupo B

Dentro del grupo de vitaminas B, algunas opciones son más recomendables para evitar la caída del cabello.

Vitamina B1

La vitamina B1 contiene tiamina, que ayuda a transformar los carbohidratos en energía. Esto ayuda a evitar la caída del cabello y, además, favorece el nacimiento y el crecimiento del mismo. Lo podemos encontrar en pescados, frutos secos, semillas, espinacas o guisantes, entre otros alimentos.

Vitamina B2

La vitamina B2 contiene riboflavina, un compuesto que interviene en la regeneración celular de la piel, esto quiere decir que el crecimiento del cabello se ve favorecido por ello. El hecho de tener el pelo sin brillo ni vitalidad puede deberse a la falta de vitamina B2. 

¿Dónde encontramos esta vitamina? En los alimentos ricos en proteína como, por ejemplo, los huevos, la carne o el pescado. Eso sí, si no tomas productos de origen animal, también podrás encontrar la vitamina B2 en zanahorias o frutos secos.

Vitamina B3

En el caso de la vitamina B3, esta trata la dermatitis capilar gracias a la niacina. Este componente interviene en el proceso de generación de colágeno, que es indispensable para que las células del cabello funcionen adecuadamente. Está presente en huevos, lácteos, apio y remolacha principalmente.

Vitamina B5

El ácido pantoténico, que es uno de los componentes de la vitamina B5, acelera el crecimiento del cabello y frena su caída. Asimismo, ayuda a eliminar la seborrea y la aparición de canas. Se puede encontrar en el hígado, la levadura, la yema del huevo y el brócoli.

Vitamina B12

La vitamina B12 contiene cobalamina, un nutriente para las células del cuerpo y de los folículos pilosos, que resultan esenciales para el crecimiento del cabello. Además, ayudan a retrasar la aparición de las canas al mantener su color original.

Se encuentran de forma natural en alimentos fermentados, en algas, quinoa, atún o en los lácteos.

¿Realmente funcionan las vitaminas para el cabello?

Pero, ¿Es cierto que las vitaminas para evitar la caída del cabello funcionan? ¿Cuáles son los beneficios que aportan?

Beneficios de las vitaminas en el cabello

Favorecen el crecimiento del pelo.

Darán salud y brillo al cabello.

Ayudará a fortalecer el cabello débil.

Aumentará la densidad y el grosor del cabello.

Previenen la aparición de canas prematuras.

Disminuye los problemas del cuero cabelludo como, por ejemplo, la caspa, la seborrea o los eccemas.

Así que si quieres tener un cabello sano, brillante y fuerte, no olvides tomar la dosis correcta de vitaminas.